viernes, 8 de noviembre de 2013

Rompiendo tópicos sobre los profesionales mayores de 45 años


Con datos y mucha ciencia en la mano, Eduard Punset pone su grano de arena para empoderar a las generaciones de mediana edad. Lo hace en una charla con el científico David Bainbridge, autor del libro Middle age: a natural history. Media hora escasa que todos deberíamos regalarnos para quitarnos de encima falsas creencias y prejuicios.

    A partir de los "cuarentaitantos", contamos con unos veinte años de vida que suceden a nuestra etapa reproductora y preceden a la vejez. Primero las pocas malas noticias. La llegada de la mediana edad trae consigo la presbicia o vista cansada, la elasticidad de la piel, la acumulación adiposa y las canas. No creo que esto impida hacer un buen trabajo a un profesional. Las buenas noticias, rompiendo tópicos, es que lejos de ser una etapa de declive, durante la mediana edad los profesionales despuntamos en muchas de las capacidades que demanda el mercado laboral.

    Estamos en un momento de auge cognitivo y somos más competitivos en...
    • visión global de la situación
    • gestión de procesos a largo plazo
    • sentido de la organización
    • delegación de responsabilidades
    • planificación de tareas complejas
    • resolución de conflictos
    • abordar distintos temas a la vez
    • coordinar tareas
    • seleccionar información relevante, reflexionar
    • introducir cambios para la mejora
    • resistencia al estress
    • gestión de las emociones

    generativity revolution
    Por si todo esto fuera poco, los adultos maduros somos los mejores transmisores de conocimiento y know how (saber hacer). Es lo que el psicoanalista Erick Erikson, en 1950, llamó generativity, un factor exclusivo de la mediana edad, que nos empuja a ser más productivos y creativos, a compartir lo que hemos aprendido y experimentado, y a guiar a las generaciones más jóvenes y dejar así nuestra contribución al bien común, nuestro legado social.

     En 2010, medios como The New York Times o The Huffintong Post empiezan a hablar de la generativity revolution, un concepto que da mucho juego y nos llama a la acción para cambiar el mundo a mejor. "The generativity revolution is on. With 10,000 baby boomers turning 60 every day, it's time for public policies that honor their aspiration to leave the world a better place and harness their talent and energy for the long haul". Marc Freedman - The Huffington Post
    (La "generativity revolution" está en marcha. Con 10.000 "baby boomers" llegando a los 60 años cada día, es hora de que las políticas públicas reconozcan la aspiración que tiene esta generación de hacer del mundo un lugar mejor, y aprovechemos su talento y energía por mucho tiempo. )  

    cada profesional es único en actitud y aptitudes
    El último tópico a batir es eso de que resulta problemático contratar a personal de mediana edad porque les cuesta aprender y estar al día en nuevas tecnologías. Pues... va a ser que no. Dependerá de la persona y sus inquietudes o posibilidades, pero no de la edad. Es hora de dejar de "meter en el mismo cajón" a los profesionales en base a la edad, y fijarnos en la actitud y aptitudes de cada persona para desarrollar su trabajo.

    Todos podemos seguir aprendiendo hasta el final de la vida, incluso ser más productivos y creativos de mayores, gracias a la experiencia. En el MOOC Potencia tu mente de la Universidad de Cantabria y la plataforma Miríada X, aprendo que el cerebro es tan joven como cada cual lo sienta, como creamos, porque el cerebro no distingue entre realidad y creencia. Y me entero, además, de que hace diez años se descubrió que las neuronas sí se regeneran, cada día generamos 1400 nuevas células madre. Todos, sin discriminación. Los cerebros de los profesionales de mediana edad, también. Así que desechemos estereotipos equivocados y no dejemos que nos encasillen.

    Practiquemos el lifelong learning, aprendizaje a lo largo de la vida, como deporte nacional. Seamos curiosos siempre. Si seguir aprendiendo nos ayuda a encontrar un trabajo, genial, y si no, aprender sigue siendo igualmente genial a cualquier edad.

    Learning has that quality: win or lose, we learn. And that's the ultimate victory / @LucienHudson

    (El aprendizaje tiene esa cualidad: ganemos o perdamos, aprendemos. Y esa es la victoria final)   

     

    domingo, 20 de octubre de 2013

    Nancy y la diversidad

    Nancy, la muñeca de la generación de niñas de los años 70 y 80, cumple 45 años. En plena madurez, su imagen, su buena imagen, resiste al paso del tiempo. Ha sobrevivido a situaciones de crisis como la dura competencia que le surgió con Barbie y el parón de su producción durante unos años. Pero la Nancy es una superviviente, y continuó renovándose y adaptándose a los cambios. Es un icono cultural y, acuñando el término de Kevin Roberts, es una "lovemark", una marca que se ha ganado el respeto y amor del público.

    La Nancy, a diferencia de intentos anteriores de Famosa como la Pierina, fue un éxito total. Nació en 1968 con tres panes bajo el brazo. Tres valores que han modelado la imagen de marca de la Nancy, que hoy nos parecerán de lo más normal pero fueron pioneros en su época: democratización, modernidad y diversidad. Famosa supo combinar la fabricación en serie, que permitía un precio más barato, con la personalización de las muñecas, que permitía a las niñas realizar sus sueños a la medida. Llegó a vender 10 millones de Nancys en la primera década de producción, lo que supuso una total democratización. Nancy quería ser la muñeca de todas la niñas y lo consiguió.

    Finales de los 60 era también buen momento para subirse al carro de la modernidad que experimentaba la sociedad española. Nancy se presentó como una muñeca a la última, que seguía las tendencias en moda. Y en aquellos años en que comenzaba la incorporación de la mujer al mercado laboral, Famosa presentó un abanico de Nancys independientes y profesionales: enfermera, bailaora, periodista, azafata, pintora... Pero es que además de haber Nancys con mil "looks" distintos y con diferentes profesiones, la Nancy podía ser rubia, morena, blanca, negra, con ojos claros, oscuros...

    mi Nancy negra vestida de faralaes desde los años '70

    La imagen que se nos transmite es que hay tantas Nancys distintas en aspecto físico, personalidad y aspiraciones como niñas puede haber en el mundo, y todas son bonitas. Nancy representa la riqueza de la diversidad social. Insisto en que hoy puede parecer normal pero, en los años 70, jugar con una Nancy blanca -a la que por cierto le corté la melena- y con una Nancy negra, a niñas como yo, nos educó en la libertad de elección y la igualdad aunque, en ese momento, ni siquiera fuésemos conscientes. Y en mi caso, lo que entonces era un juego, hoy son valores arraigados.

    exposición en el Museo del traje
    Lorena Delgado, conservadora del Museo del Traje, y comisaria de la exposición temporal Nancy se viste de moda (Madrid 26sept2013 - 19ene2014), hace una interesante presentación, desde el punto de vista sociológico y cultural, del momento en el que llega Nancy y de cómo se construye su imagen. El análisis forma parte del catálogo oficial de la exposición, imprescindible para fans de Nancy y amantes de la moda, porque incluye los 26 modelos que han creado, en exclusiva para este 45 aniversario, grandes diseñadores.

    Día internacional de la niña
    Tiene sentido que si el posicionamiento de Nancy se ha caracterizado desde su inicio por transmitir valores a las niñas de modernidad, independencia, profesionalidad, respeto a la diversidad, también sea embajadora de causas que salvaguarden los derechos de las niñas. Famosa se ha unido un año más a la organización Plan España para combatir la desigualdad de género infantil por razón de sexo y edad. Y con motivo del Día internacional de la niña, que se celebró el pasado 11 de octubre, han presentado una nueva Nancy con "look" étnico que viene acompañada de un buen regalo de cumpleaños, su hermanita.

    martes, 15 de octubre de 2013

    El poder del agua y el jabón

    Hoy es el Día mundial del lavado de manos. En un principio, uno puede pensar: ¿día del lavado de manos? ¿es que eso también se celebra? Leo en el sitio web de Unicef  que 1.400 niños menores de cinco años mueren a diario a causa de enfermedades diarreicas por la falta de agua potable y de higiene.
    Y leo también que esto podría evitarse:

    “Si usted supiera que existe una solución de importancia monumental que podría beneficiar al mundo entero, la pondría en práctica. Todo el mundo tiene este poder: se trata simplemente de empaparse las manos con agua y jabón, de frotarlas para que salga espuma y de enjuagarlas” 

    SANJAY WIJESEKERA / jefe mundial de estrategias de agua, saneamiento e higiene de Unicef (WASH)

    Por eso son tan importantes los "días con mensaje" como el de hoy. Porque son la herramienta para informar, educar y concienciar. Lavarse correctamente las manos puede mejorar la salud, en especial en los países en desarrollo donde todavía hay grandes carencias, no solo de agua corriente sino de jabón. Pero también en los países industrializados, las madres, los niños, los maestros y, en definitiva, todos los ciudadanos debemos ser conscientes de lo importante que resulta este sencillo acto de higiene como fórmula preventiva. Como dice el lema de este día, "el poder está en tus manos". Antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer y después de ir al baño o de limpiar a un bebé, hasta los Lunnis lo cantan, Lávate las manos

    el viaje del agua

    La importancia de contar con agua corriente me ha recordado el audiovisual que hizo Canal de Isabel II con motivo de la Expo 2008 en Zaragoza. Nos muestra -a mi parecer, con gran belleza- desde dónde nos llega el agua y cómo se canaliza para surtir a Madrid y sus hogares. Al verlo, pienso en que disponer de un sistema de suministro de agua de calidad debe ser un derecho para todos los ciudadanos del mundo.



    Producción: Visual2 O para Canal de Isabel II | Dirección: Gustavo Martínez Schmidt | Música y guión: José Negrete | Dirección de fotografía y cámara: Víctor Tejedor Navares

    sábado, 11 de mayo de 2013

    De Lovemarks, la empatía, post-it, piruletas y otras historias



    En 2005 compré un libro de esos que disfrutas de la primera a la última página. En apariencia, un libro de publicidad escrito por uno de los grandes, Kevin Roberts (Saatchi & Saatchi). Y digo en apariencia porque era, y es -resiste al paso de los años como todos los buenos libros- mucho más que un libro de experiencia profesional. Lovemarks es un tratado del amor que va más allá de las marcas y la empresa. Un tratado para aplicar a la vida.
    Y siendo idealista como soy, lo primero que me llamó la atención fue el texto de la contraportada:

    "El idealismo del Amor es el nuevo realismo de la empresa. Forjando Respeto e inspirando Amor, la empresa puede cambiar el mundo".

    Lovemarks/ Kevin Roberts, 2004

    Me sentí tan identificada... Creía y creo en que los valores que tienen las personas son los que hacen que una empresa o institución sea diferente y esté comprometida con la sociedad. Son las personas con valores las que mueven el mundo. Sí, tendré una visión utópica. Pero es que la utopía es el primer paso para avanzar, partir de la situación ideal y por el camino ir consiguiendo cambios. Sin una visión utópica no llegaríamos a ningún sitio mejor.